Acuerdos Recíprocos por Agua

Patricio Roque vio a su ganado morir uno a uno. La estación seca del 2010 en Bolivia, fue la peor en la memoria de Patricio, matando a 200 vacas en Villamontes y muchos más en todo el Chaco, pero no fue la primera sequía larga. En el 2004, más de 50.000 personas se vieron afectadas en Gutiérrez, donde más del 90% de la cosecha de maíz se vió afectada. En Yumao, el lado sur del Río Grande (el río más largo de Bolivia), las mujeres tenían que caminar 4 Km para recoger agua. En el Municipio de Gutiérrez, 20 comunidades no tenían agua potable, e incluso en la ciudad de Villamontes también se acabó el agua. Patricio miró hacia las nubes que estaban reuniendose sobre la Sierra del Aguaragüe y se preguntó, con montañas tan cerca, cómo el Chaco puede ser tan seco. En América Latina, las cuencas que podrían proporcionar agua limpia a los usuarios, a menudo tienen que mantener funciones adicionales o a veces conflictivas, tal como la agricultura y silvicultura. En muchos lugares, los marcos regulatorios existentes han demostrado ser incapaces de conciliar estas necesidades en conflicto.

Los agricultores de la cuenca alta, a menudo no tienen otra alternativa económica que no sea deforestar sus tierras para la agricultura. Por lo tanto, las fábricas del agua de cuenca alta son destruidas, a menudo por una miseria, y el ganado ingresa en los lechos de arroyos para beber, alimentarse, orinar y defecar. La agricultura de subsistencia de los agricultores de cuenca alta es improductiva y susceptible al cambio climático. Las fuentes de agua de cuenca baja están contaminadas, los niños faltan a la escuela porque están con diarrea, la sedimentación bloquea las tuberías y represas, y los pozos de agua que abastecen a agricultores como Patricio Roque, se secan.

En 2003, en la comunidad de Los Negros, Bolivia, la Fundación Natura Bolivia desarrolló un nuevo esquema de conservación de fuentes de agua basado en incentivos, denominado Acuerdos Recíprocos Agua (ARA). Los ARA se basan en dos pilares: 1) proteger los bosques de cuenca alta ayudará a mantener la provisión de agua en cantidad y calidad, y 2) los usuarios del agua de cuenca baja tienen que contribuir a la conservación de los bosques asociados a las fuentes de agua. A diferencia del conceptualmente similar pero clásico “pagos por servicios ambientales”, los atributos clave de los ARA son el principio de precaución, la creación de instituciones locales y la alineación.

En Bolivia, cerca de 200.000 usuarios de agua han firmado acuerdos con 3.200 propietarios de tierras de cuenca alta para conservar 180.000 hectáreas de bosques productores de agua. Estos acuerdos de conservación basados en la reciprocidad, son un intercambio de proyectos de desarrollo alternativo como ser riego por goteo, producción de frutas y miel y manejo de ganado. En el marco de un ARA en el Municipio de El Torno, Carlos y Teodosia Calani están conservando 38 ha de sus bosques en el ANMI del Parque Nacional Amboró. A cambio, los usuarios de agua de cuenca baja les han ayudado a construir una casa de ladrillo de dos habitaciones. Después de años de vivir en una choza con paredes de adobe y techo de palma motacú, su nueva casa está casi lista. “Estamos muy agradecidos por esta nueva casa que nos hemos ganado por ser parte de los Acuerdo Recíprocos por Agua” resaltó Teodisia.

Cinco pasos para implementar un ARA exitosamente

Paso 1: Determinación de las condiciones básicas para un ARA

Un ARA requiere que existan ciertas condiciones previas que brinden un escenario apropiado para su desarrollo, estas condiciones pueden ser biofísicas, sociales, institucionales, etc. Por ejemplo, debe haber en la cuenca, actores cuenca arriba y actores cuenca abajo que estén vinculados con la misma fuente de agua, un ambiente social mínimamente proactivo, zonas socialmente rojas no son las más adecuadas, aunque biofísicamente reúnan los criterios esperados. Por ejemplo, zonas donde el avance de la frontera Agricola y costo de oportunidad es muy alto, posiblemente un ARA no sea apropiado. De igual modo, contar con instituciones locales creíbles es importante, caso contrario llevara mucho tiempo construir la base institucional. En consecuencia antes de implementar un ARA debemos verificar que existan condiciones para ello, y que si bien la situación no será exactamente igual en todos los casos, nos ayudará a decidir si hay un potencial para ARA o no.

Paso 2: Construcción de la institucionalidad

Una vez hemos constatado la factibilidad de implementar un ARA, pasamos a conformar el marco institucional que liderara la implementación de los ARA. Si bien generalmente el abanico institucional es grande, es importante apuntar a los actores que tienen el mandato de conservar sus recursos naturales como el goberino municipal, por también aquellas instituciones que están cerca del ciudadano y que tiene la posibilidad de llegar al mismo, con frecuencia. Por ejemplos las cooperativas de agua, los sindicatos llegan mensualmente al ciudadano y tiene un mecanismo coercitivo para hacer cumplir sus reglas. Otro requisito importante es contar con instituciones que tiene credibilidad y confianza de la población. Esos requisitos serán precondiciones importante para consolidar un ARA tanto en lo institucional como financieramente. En tal sentido debemos apuntar a las instituciones locales ya existes y a estas darle una responsabilidad mas, proteger las fuentes de agua a través de la conservación de sus bosques. Lo que implica comenzar con pocos actores que estén listos y tenga una minima base institución pre-existes, luego una vez que el ARA está funcionando se pueden ir sumando a otras instituciones.

Paso 3: Gestión para la sostenibilidad del fondo local

Las cooperativas de agua locales desempeñan un papel clave en la implementación de los fondos municipales de conservación de fuentes de agua: manejan los fondos día a día, a menudo en colaboración con las asociaciones de regantes. Son los técnicos de las cooperativas de agua que, junto con un mentor de Natura, liderarán el trabajo de campo, y, eventualmente se convertirán en los líderes del proyecto. Siguiendo el modelo de ARA que Fundación Natura Bolivia ha desarrollado, esperamos que tanto las cooperativas de agua y las asociaciones de regantes en los municipios seleccionados, hagan contribuciones iniciales a los fondos, pero también, una vez que los volúmenes de agua sean estables, ellos continuen contribuyendo a largo plazo. Estas inversiones locales de los usuarios de servicios ambientales proporcionarán el motor financiero para la conservación a largo plazo de las fuentes de agua y el desarrollo en cada municipio. De todos los fondos de agua con los que trabaja Fundación Natura Bolivia, casi el 80 % de los fondos de agua son financiados por los gobiernos municipales y las asociaciones de usuarios del agua.

Paso 4: Establecimiento de acuerdos de conservación cuenca alta

Una vez se cuenta con recursos en el fondo local, podemos ir a las comunidades cuenca alta a ofertar los ARA. El primer día se oferta los ARA a todos los miembros de la comunidad. El segundo día a quienes se anotaron en una lista se mide sus predios y el área que colocaran en conservación. Con esa información de cuantas hectáreas cada familia está dispuesta a colocar en conservación se acuerda su paquete de incentivos. En muchos casos es factible que el propietario cuenca arriba reciba su paquete de incentivos en siete días y de inmediato se procede a la firma de un acuerdo individual donde formaliza su compromiso de conservación de bosque. Los incentivos entregados casi siempre son en bienes de desarrollo como cajas para producir miel, alambre de púas, plantines frutales, tanques de agua, riego tecnificado etc. Con estos acuerdos de reciprocidad se trata de resolver de manera simultánea; adaptación, mitigación, y desarrollo económico hecho por y en favor de los comunidades locales.

Paso 5: Monitoreo de cumplimiento de acuerdos

Un ARA no concluye con la entrega de los incentivos, el siguiente paso es monitorear el cumplimiento de los acuerdos firmados. Por lo que anualmente se deberá realizar un monitoreo y evaluar si el beneficiario cumplió con lo estipulado en el acuerdo. El monitoreo puede ser una visita a los predios puestos en conservación o se puede hacer vía herramientas de seguimiento remoto. Recordar que el apoyo es condicional al cumplimiento del acuerdo. Por tanto en la medida que el beneficiario cumpla con lo estipulado en el acuerdo, seguirá recibiendo el incentivo mientras dure su contrato. El cumplimiento del acuerdo es clave para seguir recibiendo el incentivo, el incumplimiento implica apartar a ese ciudadano del esquema y muchos casos devolver los insumos productivos a la comunidad. Este paso es muy importante para: 1) Mostrar a los actores que colocan los recursos que su esfuerzo es retribuido con el cumplimiento de los acuerdos. 2) dar señales firmes que vigilara el cumplimiento de los acuerdos firmados, 3) fortalecer la confianza entre actores cuenca arriba y abajo. No obstante todas las reglas sobre el monitoreo y tipo de sanciones en casos de incumplimiento deben ser diseñadas por y con los actores locales. Se debe imponer sanciones de acuerdo a la falta cometidas y las sanciones deben ser justas.

La historia de los ARA contada desde los Valles de Bolivia