La ciudad de Camiri se encuentra ubicado a 290 Km de la ciudad de Santa Cruz de la Sierra, y situada a los pies de la Serranía Sararenda, la misma que provee de agua para consumo humano a aproximadamente 30.000 habitantes. Por lo tanto la conservación y protección de sus bosques y fuentes de agua se constituye en una acción prioritaria, ya que muchas de las nacientes de quebradas y arroyos se encuentran ubicadas en esta serranía.

6-camiri-portadaBajo este objetivo de garantizar la protección de las fuentes de agua de la Serrania Sararenda y asegurar agua en calidad y cantidad para la población, es que el Gobierno Autónomo Municipal de Camiri, la Fundacion Natura Bolivia y la Cooperativa de Agua y Alcantarillado COOPAGAL, firmaron un convenio para conservar los bosques asociados a las fuentes de agua, mediante la implementación del esquema de conservación denominado Acuerdos Recíprocos por Agua (ARA).

El acto de firma de convenio se llevó a cabo el dia lunes 19 de Octubre en las instalaciones del Consejo Municipal, donde el Alcalde Municipal, Franz Valdéz y el Director Ejecutivo Interino de la Fundación Natura Bolivia, Huáscar Azurduy firmaron el convenio de conservacion de fuentes de agua, ante la presencia de diversas autoridades y medios de prensa. Entre la autoridades que se hicieron presente al acto, se encontraron la Presidenta del Concejo Municipal, Sofia Aguirre, el Vice-Presidente del Concejo Municipal, Carlos Hoyos, Secretario del Concejo Municipal, Carlos Arispe, la Concejal Vilma Medina, el Diputado Oscar Arellano, entre otros.

El Alcalde Municipal, Franz Valdéz destacó durante el acto ¨A nosotros como vivientes de Camiri más que autoridades, lo que nos interesa es cuidar nuestros recursos naturales, como ser nuestros rios, nuestro cerro y ojos de agua; y este proyecto de Fundación Natura Bolivia me parecio interesante para lo que es la conservacion de nuestras fuentes de agua¨.

Los Acuerdos Recíprocos por Agua (ARA) que implementa la Fundación Natura Bolivia han probado ser un esquema de conservación exitoso en la protección de fuentes de agua a través de la conservación de los bosques, ya que el éxito de los ARA se debe a la simpleza de su modelo, donde los usuarios de cuenca baja aportan recursos económicos a un fondo local, y estos fondos se traducen en insumos e incentivos productivos que se entregan a los beneficiarios de cuenca alta que deciden proteger sus bosques que forman parte de ecosistemas críticos en la provisión de agua, contribuyendo de igual manera, a mejorar la calidad de vida de los pobladores. Hasta la fecha, los acuerdos ARA han beneficiado alrededor de 3500 familias que decidieron dejar en conservación un aproximado de 140.000 hectáreas de bosques en 35 municipios de Bolivia.