La Cooperativa de Agua COSPUSFE Ltda. del Distrito de Santa Fé del Municipio de San Carlos, conmemoró sus 44 años mediante una Feria del Agua dirigida a que la población conozca la importancia de cuidar sus “Fábricas de Agua”, y a su vez instruyó a estudiantes sobre el sistema de distribución del recurso hídrico.
Además, según palabras del Presidente de Administración de COSPUSFE, Sr. Darío Ojeda, en el interés de la Cooperativa de reafirmar el compromiso de garantizar a la población el suministro de agua a largo plazo, es que se apoya los ARA (Acuerdos Recíprocos por Agua) en su localidad, mecanismo de conservación de bosques y agua que lo impulsa de la mano del Gobierno Autónomo Municipal de San Carlos y de la Fundación Natura Bolivia, y que cuenta con el apoyo financiero del Banco PYME de Los Andes ProCredit a través de su Responsabilidad Social Empresarial (RSE).

En ese contexto de la implementación del Mecanismo ARA, es que en el marco del evento de Aniversario de la Cooperativa, se realizó una entrega de incentivos de conservación a familias de comunidades que firmaron acuerdos para conservar sus bosques, lo cual a cambio les permitió recibir insumos productivos amigables con el medio ambiente, entre ellos la apicultura, la fruticultura, materiales para acceso al agua, manejo de ganado, entre otros. En la ocasión, fueron 24 las familias de las comunidades de Mataracú, 25 de Septiembre, Oriente Chicha y Surutú, que se sumaron al mecanismo comprometiéndose a conservar 464 hectáres de áreas de recarga hídrica, que la Cooperativa precisa para suministrar de agua de calidad a la población. De igual manera, al ser San Carlos una zona productiva, el interés por parte de los líderes locales y de los comunarios de cuidar estos bosques circundantes al Parque Nacional Amboró, es que tampoco les falte agua en cantidad para la producción de alimentos.

El Alcalde de San Carlos Sr. Marco Antonio Añez, quien inaugurá el evento como máxima autoridad, en su intervención resalta: “Se ha trabajado con la Cooperativa, Natura y el apoyo del Banco, y se han puesto por este año bajo acuerdos de conservación 1258 hectáreas de bosque, significa que las familias han tomado conciencia y han estado encerrando predios para conservar las fuentes de agua…  como municipio seguiremos con este trabajo coordinado por el bienestar de nuestras familias.” El desafío que queda por delante aún es grande para garantizar la protección de las fuentes de agua y recuperar las áreas degradadas, pero con esta iniciativa ARA crece la esperanza.