Fundación Coca-Cola de Bolivia y Natura trabajan juntos, programan proteger fuentes de agua en seis municipios de Santa Cruz.

El proyecto tiene como principal objetivo desarrollar e implementar una solución efectiva a la deforestación, calificado por los expertos técnicos de Natura como un factor crítico ya que contribuye a las inundaciones que durante los últimos años ha diezmado la producción agrícola en cuenca baja, al igual que las sequías que han afectado a 380.000 hectáreas de cultivos en el 2016.

Santa Cruz de la Sierra, 29 mayo de 2017.- La Fundación Natura – en asociación con la Fundación Coca-Cola de Bolivia -, presentó el proyecto de reposición de agua al acuífero cruceño que tiene como objetivo proteger y mejorar la infiltración de acuíferos que   abastecen en cantidad y  calidad del agua en las Cuencas de los Ríos Grande y Piraí, mismas que – según los datos proporcionados por Fundación Natura – son las más importantes de Bolivia para consumo humano, ya que estos acuíferos  suministran agua potable a 2 millones de habitantes en Santa Cruz de la Sierra y agua de riego para la producción agrícola en todo el Departamento.

Ante este escenario, el proyecto devolverá 1 millón de m3 de agua al acuífero cruceño, el trabajo está dirigido a desarrollar acciones concretas de conservación con propietarios de tierras de cuenca arriba, quienes utilizan la deforestación para la siembra de cultivos y pastoreo del ganado que afecta aún más la calidad y la cantidad del recurso hídrico.

La implementación del proyecto se lo desarrollará a través del mecanismo de Acuerdos Recíprocos por Agua (ARA), que involucra a los municipios y cooperativas locales. Los ARA buscan un cambio de comportamiento a través de incentivos de proyectos productivos amigables con medio ambiente y el fortalecimiento de la capacidad institucional, los propietarios disminuyen la incursión del ganado y son retribuidos sus esfuerzos de conservación por parte de los usuarios de cuenca baja, en forma de alternativas de desarrollo tales como cajas apícolas, plantines de árboles frutales, manejo de ganadería y sistemas de riego.

Como resultado, se espera que estos acuerdos protejan la biodiversidad de los bosques existentes y mantengan la cantidad y calidad de agua de las cuencas boscosas, mejorando los medios de vida de los productores cuenca arriba (a través de nuevas alternativas de desarrollo), a las poblaciones y usuarios de agua de cuenca baja (protección del suministro de agua).

“En una prueba piloto del proyecto ARA, Fundación Natura logró que 42 municipios bolivianos se hayan apropiado y adaptado el modelo. Debido a este éxito, Fundación Coca-Cola se asocia para aplicar los acuerdos y trabajar con los gobiernos de seis municipios que forman parte de ambas cuencas: Moro Moro, Pucara, Samaipata, Vallegrande, Torno y Postrervalle, y así proteger y mejorar los recursos hídricos que serán de beneficio para el departamento”, afirmó el Presidente de la Fundación Coca-Cola de Bolivia, Guillermo Gonzales-Quint Reina. Toda esta estrategia también se enmarca dentro del compromiso global del Sistema Coca-Cola de devolverle al planeta el 100% del agua utilizada en la elaboración de sus bebidas hasta el 2020, meta que a nivel global se cumplió en agosto del año 2016.