Quirusillas septiembre 2017.-

Bajo la premisa el agua es vida y debemos cuidarla, más familias de Quirusillas dijeron si quiero cuidar mi bosque, poniendo en conservación 1064.4 hectáreas de bosques que proveen agua a este municipio vallence.

Si no protegemos nuestro medio ambiente estamos mal, gracias a estos hermosos bosques tenemos agua y entre todos tenemos que poner nuestro granito de arena para conservarlos. Antes la guerra era por tierra, ahora será por agua, si no la cuidamos” fueron las palabras del profesor Berthy Bonilla Justiniano beneficiario del proyecto. Adicionando que los pobladores que viven en las cabeceras de agua como él, deben ser los primeros proteger este recurso hídrico vital, aseverando que aún están a tiempo.

Por su parte Carmen Durán Campos presidente del concejo de Quirusillas, sostuvo que, gracias al trabajo que se viene realizando de la mano de la fundación Natura Bolivia, los pobladores de Quirusillas ya tienen una cultura de protección y conservación. “Ahorita mismo existen más de 100 personas que están trabajando en toda la cuenca desde hierba buena hasta Filadelfia haciendo la protección en varios sectores del rio” sostuvo Durán.  En el espacio, agradeció a los comunarios por poner sus terrenos en conservación para prever el agua para un buen rato y destacó que la inversión en las iniciativas productivas supera los de 30 mil bolivianos.

María Teresa Vargas directora ejecutiva de Fundación Natura Bolivia, manifestó, que el objetivo de la organización que lideriza, es ayudar a las comunidades a que tengan agua más limpia, una producción más tecnificada con riego y a que ordenen su ganado para evitar la contaminación de sus fuentes de agua. “Tomar agua contaminada con coliformes fecales tiene implicaciones en la salud pública, principalmente en los niños, por lo que hay razones de sobra para ordenarnos” Concluyó Vargas.  Además remarcó que se debe hacer un uso adecuado del agua por el bien de las poblaciones actuales y futuras, para no privar a otros de este recurso vital”.