Con la finalidad de para ver la posibilidad de desarrollar los Acuerdos Recíprocos por Agua (ARA) en Kwa Zulu Natal una de las nueve provincias que forman la República de Sudáfrica, un equipo multidisciplinario de profesionales de la Fundación Natura Bolivia se desplazó hasta este destino para diagnosticar de las acciones de conservación y manejo de cuencas que se realizan localmente y evaluar la aplicación de los ARA, un mecanismo de conservación que se viene implementando en 51 municipios de Bolivia.

El viajé inició con un taller de diagnóstico en el que participaron más de 10 comunidades locales con sus representantes, además de sus autoridades gubernamentales y Ongs que operan en la zona.  Junto a ellos se evaluaron las acciones de conservación en relación a la cuenca Uthukela, que representa geográficamente el 8 % del país, pero a la vez representa el 50% en la producción de agua para sus poblaciones a nivel nacional, por lo que vendría a ser una de las principales para el suministro de agua.

La mesa de discusión dejó entrever la necesidad de resguardar esta fuente de agua por su importancia, plantear acciones de conservación y desarrollo entre los diferentes actores, pero además involucrar a los comunarios que cumplen un rol fundamental en la cuenca, dado que se pudo verificar que la cuenca de Uthukela está muy degradada debido a la actividad ganadera extensiva que realizan sin ningún manejo.

En ese sentido, los paisanos informaron ya se está trabajando con proyectos de rehabilitación y reforestación en cabeceras de cuenca con las instituciones locales. “Debemos ir al origen de lo que está afectando a la cuenca, hay que hacer ajustes al sistema ganadero con acciones de corto y largo plazo, pero en acuerdo mutuo con los comunarios que viven en las zonas de recarga hídrica y las autoridades locales”, sostuvo María Teresa Vargas, Directora ejecutiva de la Fundación Natura Bolivia.

La fundación Natura Bolivia hizo hincapié en que la mejor forma de conservar requiere del concurso y apropiación de parte de las comunidades, quienes mostraron bastante interés por el modelo de conservación planteado (ARA) para desarrollar fondos locales de agua.

El viaje contempló también la visita a otros lugares y organizaciones como el parque nacional Kruger, la reserva más grande de Sudáfrica que alberga infinidades de especies propias del lugar, que dependen del suministro de agua para para sus poblaciones y las actividades de manejo que desempeñan ahí. Se reunieron también con agentes de Krugerz Canyons, donde se realizaron también diagnósticos respecto al manejo de las cuencas dentro de la Reserva de la Biosfera y analizaron la factibilidad de incorporar los ARA.

Para la fundación Natura fue una experiencia de ida y vuelta, dado que se intercambiaron conceptos fundamentales de conservación en el marco de la reciprocidad en el que la comitiva boliviana recomendó la apropiación local comunal en el tema del agua, y a la vez conocieron un modelo de gestión local muy comprometido por parte del estado sudafricano, del que se podrían obtener conceptos para las creaciones de áreas protegidas en nuestro país.