Objetivos Estratégicos

Cambio Climático y Mitigación

Foto-para_Cambio-Climatico-y-mitigacion

El cambio climático representa una amenaza para las poblaciones humanas tanto en las áreas urbanas como en las áreas rurales, principalmente debido a los impactos previstos en la producción agropecuaria y la disponibilidad de agua potable. Los Acuerdos Recíprocos Ambientales que implementa la fundación se convierten en una herramienta para la mitigación y adaptación al cambio climático.

Considerando que uno de los impactos más preocupantes es la reducción en el suministro de agua dulce, la protección de los bosques como fuentes de agua y corredores de humedad, se convierte en una estrategia clave de adaptación.

En tal sentido, la adaptación al cambio climático, es como preparar a los más vulnerables para la variabilidad climática y en tal sentido. Eso implica un nuevo calendario agrícola, variedades más resistentes a la sequía, manejo de los eventos extremos, planificación de uso del suelo, seguro agrícola etc.

En el ámbito de la conservación, la medida más importante de adaptación es la conservación de fuentes de agua, la diversificación de la producción, el establecimiento de sistemas efectivos de uso del agua, entre otros, son acciones que favorecen a las familias pobres para la adaptación al cambio climático. La adaptación debe ayunarnos a realizar ajustes en los sistemas naturales o humanos como respuesta al cambio climáticos actuales o futuros; sus impactos, de tal manera que podamos reducir el daño causado y potenciar las oportunidades benéficas.

De esa manera, a través de la implementación de este segundo eje estratégico se busca profundizar los beneficios de los esquemas ARA, fortaleciendo la resiliencia y la capacidad de adaptación al cambio climático de los distintos actores de las zonas donde trabaja Natura. La diversificación de la producción cuenca arriba brindando alternativas de desarrollo amigables al bosque, ayuda a mejorar la resiliencia de las comunidades rurales ante los potenciales impactos del cambio climático, mientras que la aplicación de medidas de eficiencia en el consumo de agua por los productores cuenca abajo promueven la conservación del recurso hídrico, complementando la protección de las fuentes de agua cuenca arriba y fortaleciendo la sostenibilidad de la producción agrícola del país.

Santuarios del Agua

La Fundación Natura Bolivia tiene interés intrínseco en la conservación de áreas protegidas existente y en la creación de nuevos espacios naturales, como santuarios del agua, con fines de adaptación y mitigación al cambio climático. El objetivo de la creación de dichos santuarios del agua, es crear espacios que protejan los sistemas de agua y que estén sujetos a sus municipios y sus actores locales, y que sean de beneficio intrinseco para toda la poblacion.

Por lo tanto, la fundación inició su accionar en las zonas de amortiguamiento de áreas protegidas con el establecimiento de corredores de conectividad entre las mismas, con el fin de disminuir las presiones sobre estos espacios legalmente protegidos.

Foto-para_Santuarios-del-agua

La estrategia de trabajo de la Fundación Natura con los Acuerdos Recíprocos por Agua (ARA) y el interés de los actores locales por la conservación de sus fuentes de agua, le han permitido trabajar los últimos años en procesos de creación de nuevas áreas protegidas y sus instrumentos de gestión. Las áreas protegidas se constituyen en una buena herramienta para promover la conservación de fuentes de agua en unidades territoriales de mayor tamaño y por lo tanto, incrementan las oportunidades para contribuir al mantenimiento de ecosistemas funcionales.

El trabajo de la institución en la temática de áreas protegidas se ha focalizado principalmente en el ámbito municipal debido a que la conservación del recurso agua es un tema priorizado por los municipios y comunidades locales. En la actualidad, los municipios tienen la facultad de crear área protegidas con rango de Ley Municipal.

En Bolivia las áreas protegidas constituyen un bien común y forman parte del patrimonio natural y cultural del país; cumplen funciones ambientales, culturales, sociales y económicas para el desarrollo sustentable. Así también, la Ley de la Madre Tierra reconoce que las áreas protegidas nacionales, departamentales y municipales, componen uno de los principales instrumentos de defensa de la Madre Tierra.

El accionar institucional no cierra su visión sólo al trabajo en áreas protegidas bajo el enfoque propuesto en el marco legal e instrumentos desarrollados en el país, sino que, también, se está buscando el desarrollo de innovaciones que sirvan de experiencia para aportar al marco legal aún incipiente para esta temática en el ámbito municipal.

En este contexto, las principales líneas de acción de la Fundación Natura Bolivia en el tema son:

• Creación de áreas protegidas municipales ubicadas en sitios estratégicos para la conservación de fuentes de agua y bosques. • Ampliación de áreas protegidas existentes con el fin de asegurar la protección de cabeceras de cuenca y tomas de agua importantes para la población local. • Generar instrumentos efectivos y capacidades locales para la gestión de diferentes espacios protegidos. • Aportar al marco legal nacional sobre áreas protegidas y otras unidades conservación a partir del desarrollo de experiencias locales de trabajo en la temática

Un requisito importante en los procesos de creación y diseño de los instrumentos de gestión de áreas protegidas es el desarrollo de acciones altamente participativas que den lugar a la validación respectiva con los actores locales cuya voluntad asignen legitimidad a los resultados que se obtengan en este tipo de procesos.

Capacitación y transferencia tecnológica

Como respuesta a la necesidad creciente de herramientas efectivas para hacer frente al cambio climático y la demanda que han generado los esquemas de Acuerdos Recíprocos por Agua (ARA) en Bolivia y en otras partes del mundo, nace la iniciativa de la Fundación Natura Bolivia de crear una escuela de formación y asesoramiento, denominada Escuelara ARA, con el propósito de inspirar a líderes indígenas, campesinos, técnicos municipales , grupos sociales, cooperativas de agua, ONG, entre otros, para implementar en sus lugares de origen los Acuerdos Recíprocos por Agua (ARA).

En la Escuela ARA se enseña a bolivianos y extranjeros el “paso a paso” para la implementación de los ARA. Este esquema exitoso de protección de fuentes de agua a través de la conservación de los bosques, es replicable en escenarios y condiciones parecidas a lo largo del mundo, y el éxito de los ARA descansa en la simpleza del esquema. Hasta la fecha, los Acuerdos ARA han permitido conservar alrededor de 180 mil hectáreas de bosque, beneficiando al mismo tiempo a 3166 familias con insumos productivos, las mismas que se han convertido en guardianes de su propio bosque. El esquema ARA nació en el año 2003 en la cuenca Los Negros, municipio de Pampagrande, desde ahí el modelo se ha expandido a 36 municipios de Bolivia y otros 5 países de América Latina.

La escuela de Acuerdos Recíprocos por Agua genera capacidades y habilidades técnicas en líderes locales y tomadores de decisiones para la implementación de los Acuerdos Recíprocos por Agua (ARA). La metodología de esta escuela consiste de un entrenamiento presencial intensivo en el cual se imparte una capacitación teórico-práctico, interactivo entre los capacitadores, los participantes y los actores locales.

Los resultados que se quieren lograr mediante el desarrollo de estas Escuelas ARA, es que a través de elaborar un proyecto ARA en el marco de la escuela, éste guíe la implementación de este esquema en el lugar de origen e interés de los participantes, generando ingresos adicionales a las familias rurales, y lograr la conservación de ecosistemas a través de estos acuerdos logrados.

La Escuela ARA desarrolló su primera versión en diciembre del 2013 y a la fecha se han desarrollado 8 escuelas, con un total de 140 participantes, de los cuales 55 participantes han venido desde Colombia, Perú, Ecuador, Argentina, México y Estados Unidos. De Bolivia hemos contado con participantes de 47 municipios provenientes de los 9 departamentos. El concepto de la escuela se ha presentado también Sud Africa, las Filipinas y próximamente en India, así el potencial de la escuela como una herramienta para inspirar a lideres a nivel global, es grande.

Foto-para_Transferencia-tecnologica

Políticas y asesoría legal

A lo largo de más de 10 años Natura ha desarrollado un modelo novedoso de incidencia política y escalabilidad, vinculando la gestión política per se, con la ciencia y las acciones efectivas de conservación de bosques y fuentes de agua. El modelo se fundamenta en sistemas de gobernanza local (ARA) que son constituidos y funcionan protegiendo espacios de conservación de pequeña escala. Una vez que funcionan, la gestión política se traduce en blindar legalmente el esquema por medio de herramientas como leyes municipales, ordenanzas o cartas orgánicas municipales, ello brinda sostenibilidad política y legal, y facilita posteriormente procesos de escalabilidad en el nivel departamental y nacional según el caso.

En este marco, se ha logrado incidir y fortalecer agendas municipales por medio de la gestión de políticas públicas, que no solo le dan sostenibilidad política y legal al mecanismo de gestión ARA, sino que la proyectan y vinculan con procesos de carácter nacional.

Esta forma innovadora de gestión política, marca un antes y después en la gestión de conservación en Bolivia, no solo por el potencial de réplica y escalabilidad que posee, sino por lo novedoso del concepto que hay por detrás y que ha incidido incluso en la agenda de áreas protegidas nacionales y subnacionales, o en la inclusión de nuevos actores como la empresa privada. Esto, cierra un círculo virtuoso que se muestra como un modelo de incidencia política de mucho potencial para la región y otros países del mundo.

Por ello en la práctica, mucho de nuestros esfuerzos apuntan a identificar mecanismos innovadores y modelos de gobernanza de recursos naturales que promueven tanto el desarrollo como la conservación, para orientar las decisiones, acciones y recursos dirigidos a ampliar su escala a través de políticas públicas.

Llevamos también a cabo, acciones de difusión y asesoramiento a través de transferencia de lecciones aprendidas a tomadores de decisión para transformar y crear política pública que produzca impacto a escala en términos de conservación y mejora de medios de vida.

Enfocamos nuestros esfuerzos en distintos niveles de formulación e implementación de políticas públicas. A nivel municipal promovemos el compromiso a largo plazo de los gobiernos municipales a través de convenios de conservación de fuentes de agua, generando un aporte anual. También estamos asesorando los procesos de elaboración de las Cartas Orgánicas Municipales, ayudando en la construcción del componente referido a recursos naturales y medio ambiente de estas ¨Constituciones Municipales¨.

A nivel departamental y nacional, promovemos mecanismos innovadores y modelos de gobernanza democrática de recursos naturales basados en incentivos para la conservación de ecosistemas críticos y la mejora de medios de vida de familias bolivianas en todo el territorio. A nivel nacional estamos acompañando el desarrollo e implementación del Mecanismo Conjunto de Mitigación y Adaptación al cambio climático para el manejo integral y sustentable de los bosques y la Madre Tierra, que impulsa el gobierno nacional.

Pretendemos aportar en el debate internacional a través de la Articulación Regional Amazónica, Plataforma Climática Latinoamericana y Redes Chaco; mediante la participación en la formulación de posiciones, informes políticos, investigación conjunta.

Foto-para_Politcas-y-asesoria-legal