Antofagasta, distrito productivo ubicado en el municipio de San Carlos que ha sido azotado por la sequía a causa de la deforestación indiscriminada por más de 4 décadas, actualmente es un municipio convencido que el desarrollo debe ir acompañado de la conservación. En ese contexto en sus 50 años de aniversario, Antofagasta fue premiado con la conservación de 630 hectáreas de bosques, con esta acción se beneficiaron 74 familias con insumos productivos por la puesta bajo mayor protección de una parte de su propiedad privada. Esto fue posible a merced del financiamiento del Bco. de Los Andes ProCredit, que por segundo año consecutivo viene apoyando el esfuerzo articulado con el Gobierno Municipal, la Cooperativa de Agua y la Fundación Natura Bolivia, el cual se enfoca en recuperar áreas críticas para la provisión de agua asociado a humedales de San Carlos.

En ese contexto, luego de haber experimentado por décadas el auge de la producción de granos, hoy por hoy las autoridades se encuentran preocupadas en busca de soluciones a la sequía constante que ha disminuido la capacidad de producción de la tierra, dando como consecuencia disminuir las probabilidades de subsistencia de las familias lugareñas. Es por ello, que el Gobierno Municipal de San Carlos, La Cooperativa COSPUSFE Ltda. y la Fundación Natura Bolivia, apostaron a impulsar en este municipio el mecanismo ARA, a través del cual recientemente se entregaron incentivos a 74 familias que decidieron conservar 630 hectáreas de bosques críticos para la provisión de agua. Resaltar que esta iniciativa está siendo apoyada por segundo año por el Banco Los Andes ProCredit a través de su Responsabilidad Social Empresarial (RSE).

En esta oportunidad las familias que firmaron acuerdos ARA, recibieron insumos para el manejo de ganado y la producción de miel. El evento para esta Entrega de Incentivos a familias de 17 comunidades, se realizó en el Distrito de Antofagasta conmemorando sus Bodas de Oro, y contó con la participación de autoridades municipales y comunales, “Estamos sumando esfuerzos para que sea posible que ustedes reciban incentivos por conservar sus bosques. Esta es la segunda vez que estamos entregando estos incentivos, la primera vez muchos no creian, pero ahora han visto los beneficios que se dan por conservar, por eso otras comunidades han decidido ser parte del mecanismo, y vamos a seguir trabajando con Natura, porque ya casi no tenemos monte aca en nuestro municipio…”, resalta el Sub Alcalde del Distrito de Antofagasta, Ing. Emiliano Fernández.

El desafío que queda por delante aún es grande para garantizar la protección de las fuentes de agua y recuperar las áreas degradadas, pero con este esfuerzo en conjunto, crecen las probabilidades de mantener en buen estado las fábricas de agua de San Carlos. En una entrevista al señor Miguel López, beneficiario de la Comunidad Antofagasta, quien por conservar 10 hectáreas de su bosque recibió insumos para el control de su ganado a cambio, nos relata “Como no tuvimos asesoramiento deforestábamos demasiado con fuego sin saber el daño que le hacíamos al medio ambiente, por eso la sequía ha llegado a nuestro Distrito con mucha fuerza desde hace 4 años, afectando principalmente la producción de arroz. Ahora tengo unas vaquitas, pero esta vez con este apoyo haré un alambrado a mi potrero para manejar bien mi ganado, así proteger las fuentes de agua y el monte que aún nos queda vivo…”.