En la foto de izquierda a derecha: el Ing. Kenny Veizaga-Director de Desarrollo Productivo y Medio Ambiente del Gobierno Autónomo Municipal de Comarapa, Lic. Maria teres-la Directora Ejecutiva de la Fundación Natura Bolivia y el Ing. Oscar Cabrera-Presidente de Administración de la Cooperativa de Servicios Públicos San Isidro.

A 15 minutos de Comarapa, un municipio reconocido como la Capital de la Frutilla y ser un pueblo tradicional con características propias de la región, llegamos a San Isidro, Distrito donde sus autoridades y su cooperativa de agua han priorizado la protección de sus recursos naturales.
En ese escenario, el Gobierno Municipal de Comarapa y la Cooperativa de Servicios Públicos San Isidro Ltda. en coordinación con Fundación Natura, impulsan acciones de conservación de las áreas de recarga hídrica implementando el mecanismo Acuerdos Recíprocos por Agua (ARA), a través del cual se entregan incentivos a las comunidades que al firmar los acuerdos se comprometen a conservan sus bosques, y a la vez se benefician con iniciativas productivas que les permite diversificar su ingreso familiar.
En este contexto de impulsar ARA, para la primera semana de noviembre en las instalaciones de la Cooperativa se reunieron los impulsores del mecanismo, con el objeto de entregar incentivos a once familias de las comunidades Moco Moco, Aguada y Pulquina Arriba, que al poner bajo conservación 1.614 hectáreas de bosques, recibieron plantines para fruticultura, politubos para acceso al agua, tanques para cosecha de agua, bebederos y alambre para el manejo de ganado, entre otros insumos que de alguna manera mejora su calidad de vida. Esta acción coloca al Distrito San Isidro, que cuenta con más de 7 mil hectáreas de bosque en conservación, a la cabeza de los 4 Fondos locales que fueron creados en Comarapa para proteger los ecosistemas críticos para la provisión de agua, en este caso la cuenca del Río San Isidro. Con ello Comarapa se convierte en un municipio líder ayudando a comunidades a realizar un mejor manejo de su patrimonio natural, y a la vez adaptarse al cambio climático.

Sra. Dora Calzadilla de la Comunidad Pulquina Arriba, por conservar 100 hectáreas de su patrimonio natural, tanques 2700 litros para la cosecha de Agua en tiempo de sequía, además 3 rollos de alambres para proteger del pisoteo dw vacas a su “ojo de agua”. En la foto con el Presidente de la Cooperativa. San Isidro y la Directora Ejecutiva de Natura.

Como ejemplo tenemos el testimonio del señor Carlos Rosales de 67 años de edad, quien al ser beneficiario de la Comunidad Pulquina Arriba, nos relata su experiencia causada por el desequilibrio del clima a merced de la desforestación, “Hemos sufrido en carne propia con esta sequía que nos está afectando a todos, por eso hemos visto que hay que cuidar los montes, y ésta colaboración nos ayuda mucho para poder cuidar de nuestros bosques bien…”. No faltaron a la cita el Director de Desarrollo Productivo-Ing. Kenny Veizaga, el Presidente de la Cooperativa de Agua-Ing. Oscar Cabrera y la Directora de la Fundación Natura-Lic. María Teresa Vargas, quienes manifestaron y reiteraron su compromiso para continuar trabajando los siguientes años, por la sostenibilidad recurso más vital para la vida cual es el agua.