Jóvenes estudiantes del Distrito de Antofasgasta en San Carlos conocieron las bondades de su humedal “Reserva Municipal de Vida Silvestre Curichi Las Garzas”, donde el trinar de aves migratorias y el sonido del viento que mecían las arboledas, se convirtió en una de las experiencias más espirituales de los futuros “Guardianes de su propio Bosque

Jóvenes visitando su nueva Reserva Municipal de Vida Silvestre Curichi Las Garzas

El Distrito de Antofagasta del Municipio de San Carlos y La Fundación Natura Bolivia, realizaron un taller teórico/práctico dirigido a estudiantes de 6to. de secundaria de la Unidad Educativa Antofagasta, con el propósito de informar y sensibilizar sobre la importancia de la “Reserva Municipal de Vida Silvestre Curichi las Garzas”, la cual se encuentra en dicho Distrito que forma parte de San Carlos. El evento se organizó en el marco de la elaboración del Plan de Gestión de dicha Reserva, y se enmarcó en socializar las bondades que brinda este humedal en el ciclo hidrológico y en la conservación del Bato Cabeza Seca (Mycteria Americana).

Jóvenes observando el comportamiento de las aves migratorias que llegan y anidan en el Curichi en temporada de agosto y septiembre

La Fundación Natura Bolivia, es una organización que ha sido el brazo técnico del Gobierno Autónomo Municipal de San Carlos impulsando junto con la gente local la creación en Área Protegida de este importante Humedal, el cual es la casa de aves migratorias en esta temporada de agosto y septiembre. A la vez interiorizar a los jóvenes locales, sobre la relación entre el agua y los bosques, con la finalidad de concienciarlos sobre el rol fundamental del “Curichi Las Garzas” en la regulación del clima y el suministro del recurso hídrico para consumo humano y para la producción alimentaria.