En Yapacaní, las comunidades se suman a la conservación de bosques para garantizar la provisión de agua de las presentes y futuras generaciones. Hasta la fecha se han adherido 214 familias locales que firmaron acuerdos para conservar 4.802 hectáreas de bosque que juegan un rol importante al captar y filtrar las aguas de lluvia en zonas de recarga hídrica.

Con el objetivo de conservar las fuentes de agua, el Gobierno Autónomo Municipal de Yapacaní y COSPUGEBUL (Cooperativa de Servicios Públicos y Alcantarillado Ltda.) en el año 2013 apostaron a firmar un Convenio tripartito con la Fundación Natura Bolivia, para impulsar el mecanismo de conservacion denominado Acuerdos Recíprocos por Agua (ARA), a través del cual se realizarían acciones de apoyo a familias locales con iniciativas productivas a cambio de conservar el bosque.

En el marco de esta alianza, recientemente en la Comunidad San Rafael en presencia de autoridades locales, el directorio de la Cooperativa y directivos de Natura, nuevas familias decidieron de manera voluntaria sumarse a este modelo de conservación ARA, dando como resultado un total de 15 comunidades beneficiadas que han recibido incentivos productivos amigables con el medio ambiente, entre otros insumos que impulsan su economía local y que de alguna manera favorece a mejorar la calidad del agua para consumo humano y optimizar el sistema productivo. Con estas acciones, Yapacaní es parte de uno de los 35 municipios líderes que implementan ARA, contribuyendo de esta manera en la mitigación y adaptación al cambio climático en Bolivia.

En su intervención en acto, el Alcalde de Yapacaní Sr. Vicente Flores subraya, “… inicialmente cuando hemos migrado del interior, quien terminaba primero su parcela chaqueada era un hombre trabajador, pero hoy en día tenemos que trabajar en sentido inverso a lo que antes creíamos que estábamos haciendo el bien, ya que estábamos haciendo un daño a nuestro medio ambiente, estábamos nosotros mismos depravando y llevando a que nuestras zonas sean muy frágiles, ahora hay erosiones, hay zonas que ya no absorben el agua de lluvia, escurre y provoca inundaciones…”.